Festival de Mar del Plata

Viaje por el universo

cierre32

El Festival Internacional de Cine consiguió mantener la calidad del encuentro y amplificar sus propuestas en otra edición para el recuerdo

Lo que parecía difícil fue finalmente posible en la 31 edición del Festival Internacional de Mar del Plata, que en un año de cambios radicales en los paradigmas que guían las políticas culturales del Estado logró mantener el alto nivel que había mostrado su edición anterior, gracias a una programación que no solo aspiró a captar las películas más importantes del país y la región circundante, sino también del mundo entero. Casi todos los filmes relevantes del año se pudieron ver, en efecto, en las salas marplatenses que fueron generalmente colmadas por un público entusiasta de todas las edades –las autoridades esperan superar los 140.000 espectadores de 2015–, que se sumó también a actividades especiales con invitados de un nivel que incluso debe tener pocos parangones en la historia del encuentro.

Como decíamos en 2015, mentando un slogan electoral del momento, “no fue magia” sino que se trató del resultado de años de labor de un mismo equipo de trabajo que terminó de consolidar una línea editorial precisa, que ahora exhibe sus resultados. La permanencia de Fernando Martín Peña en la dirección artística del festival, junto al equipo de programación liderado por Marcelo Alderete –e integrado por la cordobesa Cecilia Barrionuevo–, resulta central para explicar una edición que consiguió expandir aún más los horizontes de su programación y entregar un catálogo de películas que, por su calidad y amplitud estética, difícilmente puedan ofrecer otros festivales del globo. Una oferta que además no se limitó a las obras del presente, sino que también ensayó una interesante apelación a la historia del cine: en Mar del Plata se pudieron ver películas clave del cine mudo en su formato de proyección original, como “El caballo de hierro” (1924) de John Ford o “Gente de cine” (1928) de King Vidor, con música en vivo ejecutada por la Orquesta Sinfónica de la ciudad, una experiencia extinta en todo el mundo que permite poner en diálogo al cine del momento con las tradiciones que lo preceden.

Porque aquí, insistimos, se pudieron ver las últimas películas de los mejores directores del mundo: el sofisticado clasicismo de Terence Davies se confirmó una vez más en “A quiet passion”, su delicada adaptación de la vida de la escritora Emily Dickinson, cuyo preciosismo en la composición de los planos encontró un compañero en “La muerte de Luis XIV”, donde el catalán Albert Serra directamente parece filmar pinturas vivientes a la altura del mito de su personaje; mientras que la vitalidad del cine de Cristi Puiu en “Sieranevada”, donde el director rumano capta con elocuencia formal sin igual la vida íntima de una familia atravesada por la historia política de su país,  pudo dialogar con filmes tan disímiles como “Yourself and yours”, el nuevo capítulo de la infinita comedia sobre la levedad del amor que viene filmando el coreano Hong Sang-soo, o la inquietante “Rester Vertical”, de Alain Guiraudie, casi su antónimo directo, ya que el director francés propone aquí una suerte de descenso lúdico a la desgracia para su  atribulado protagonista; así como la perspicacia de Werner Herzog para pensar el mundo contemporáneo en “Lo and Behold, Reveries of the Connected World”, encontró pares a su altura en el ucraniano Sergei Loznitsa con “Austerlitz”, el chino Wang Bing con “Bitter Money” o la canadiense Zaynê Akyol con “Gulîstan, land of roses”, un documental notable sobre un ejército guerrillero kurdo compuesto exclusivamente por mujeres.

la-muerte-de-luis-xiv

La muerte de Luis XIV

Si la mirada se limita a nuestro país, podemos comprobar que Mar del Plata logró captar además los estrenos de los autores más estimulantes de nuestro suelo: Eduardo “Teddy” Williams sacudió a más de uno con su particular debut en largo titulado “El auge del humano”, mientras que lo propio hicieron Albertina Carri con “Cuatreros”, Maximiliano Schonfeld con “La siesta del tigre”, Federico Godfrid con “Pinamar”, o Javier Zevallos y Francisco D’Eufemia con “Fuga de la Patagonia”, por citar ejemplos destacados. Pero el festival logró incorporar además a nombres clásicos del Bafici porteño, como Matías Piñeiro (“Hermia & Helena”) o Gastón Solnicki (“Kekszakallu”), que esta vez privilegiaron a la costa para estrenar sus filmes aunque finalmente no se llevaron ningún premio. Hasta Mariano Llinás apareció con “La flor” para una función sorpresa en la que estrenó la primera parte de su monumental filme de 12 horas de duración. Estos datos hablan también de la relevancia que consiguió ganar Mar del Plata.

Claro que esto es apenas un repaso que deja afuera verdaderas joyas del festival como la última película de Jim Jarmusch, “Paterson” –acaso la mejor película del encuentro por su modesta pero conmovedora oda a la vida sencilla–, o las retrospectivas enteras dedicadas a autores como el japonés Masao Adachi –uno de los hits del festival–, el norteamericano Thom Andersen, el finlandés Peter Von Bagh y sobre todo los franceses Olivier Assayas y Pierre Léon –este último para muchos el hallazgo del festival–, quienes estuvieron presentes en las salas marplatenses presentando sus películas u ofreciendo charlas magistrales junto a otras leyendas vivientes del séptimo arte, como el fotógrafo italiano Vittorio Storaro o el crítico norteamericano Jonathan Rosenbaum, quien formó parte del jurado de la Competencia Internacional.

Un jurado por cierto histórico por su calidad, compuesto también por el crítico Jean-Pierre Rehm (director del Festival de Cine de Marsella), el austríaco Hans Hurch (director del Festival de Viena), la crítica Sylvie Pierre (“Cahiers du Cinéma”) y la directora argentina Lorena Muñoz, que finalmente dio un dictamen para la controversia: premió con el Astor de Oro al filme “People That Are Not Me”, de la joven realizadora israelí Hadas Ben Aroya, que resultó así la Mejor Película de la competencia principal del festival. Polémico para muchos por la sencillez de la propuesta, que consiste en seguir los días de una joven de 25 años interpretada por su directora en una pequeña odisea por superar la separación de su novio a través de una fuga hacia el futuro, con relaciones casuales y encuentros sexuales fallidos. Fresca, dinámica y con una atrapante estética pop, la película sin embargo hizo ruido en comparación con la sutileza formal de “Scarred Hearts”, del rumano Radu Jude, que se llevó el Astor de Plata al Mejor Director; mientras que la brasileña Sonia Braga fue justificadamente electa como Mejor Actriz de la sección con el Astor de Plata por el filme “Aquarius”, de Kleber Mendonça Filho, película que además ganó el Premio del Público. Por su parte, el Astor de Plata al Mejor Actor fue para el norteamericano Mahershala Alí por su interpretación de un narcotraficante que se relaciona con el niño de una madre drogadicta en el drama norteamericano “Moonlight”, de Barry Jenkins.

people-that-are-not-me

People thar are not me

En la Competencia Latinoame-ricana, resultó ganador el documental brasileño “Martirio”, de Vincent Carelli, Ernesto de Carvalho y Tatiana Almeida, por su comprometido registro del despojo que sufre la comunidad guaraní-kaiowá del sur del Matto Grosso desde la Guerra de la Triple Alianza hasta la fecha. A su vez, en la Competencia Argentina, fue elegida como Mejor Película la opera prima de Tomás de Leone “El aprendiz” y el premio al Mejor Director fue para Lukas Valenta por su filme “Los decentes”, mientras que como Mejor Cortometraje ganó “Murciélagos” de Felipe Ramírez Vilchez y como Mejor Director de Cortometraje Mariano Cócolo por “Al silencio”. Por último, el cine argentino se llevó unicamente el Premio Especial del Jurado para “El auge de lo humano” en los galardones transversales, mientras que se fueron con las manos vacías la citada “Hermia & Helena” y “El futuro perfecto”, de Nele Wohlatz en la Competencia Internacional, y las películas de Carri (“Cuatreros”), José Celestino Campusano (“El sacrifico de Nehuén Puyelli”) y Solnicki (“Kekzsakallu”) en la Latinoamericana.

Claro que los galardones son siempre, en gran medida, una mera anécdota, pues lo importante pasa por otro lado. Esta vez, estuvo en el hecho de que el festival se mostró más vivo y completo que nunca, con la posibilidad cierta de ofrecer experiencias únicas para sus visitantes, entre otras razones porque supo condensar las posibilidades que el cine tiene y tuvo para ofrecer en todos sus tiempos históricos.

Por Martín Iparraguirre

Copyleft 2016

Los principales ganadores:

COMPETENCIA INTERNACIONAL:

Astor de Oro a la Mejor Película:

“People that are not me” de Hadas Ben Aroya.

Astor de Plata al Mejor Director:

Radu Jude por “Scarred Hearts”.

Astor de Plata al Mejor Guión:

“Paradise” de Andrey Konchalovskiy.

Mejor Actor:

Mahershala Alí por “Moonligth” de Barry Jenkins.

Mejor Actriz:

Sonia Braga por “Aquarius” de Kleber Mendonça Filho.

Mención Especial: Leo Histin director de fotografía de “Nocturama” de Bertrand Bonello.

 

COMPETENCIA LATINOAMERICANA:

Premio especial del Jurado:

“El Auge del Humano”.

Mejor Largometraje: Martirio” de Vincent Carelli, Ernesto de Carvalho y Tatiana Almeida.

Mejor Cortometraje:

“Aire Quemado” de Yamil Quintana.

COMPETENCIA ARGENTINA:

Mejor Largometraje:

“El aprendiz” de Tomás De Leone.

Mejor Director de Largometraje: “Los decentes” de Lukas Valenta Rinner.

Mejor Cortometraje: Murciélagos” de Felipe Ramirez Vilchez.

Mejor Director de Cortometraje:

“Al Silencio” de Mariano Cócolo.

 

WORK IN PROGRESS:

Incaa: “Extraño” de Natural Arpajou.

Cono del silencio: Adiós entusiasmo” de Vladimir Durán.

Cinecolor: Construcciones” de Fernando Restelli .

 

PREMIO DEL PÚBLICO:

Aquarius” (Brasil), de Kleber Mendonça Filho.

 

MAR DE CHICOS:

Mejor Corto: “Jonas & The Sea”de Marlies van der Wel.

Menciones: “Alike” de Daniel Martínez Lara & Rafa Cano Méndez, y “Spring Jam” de Ned Wenlock.

Published in: on 29 noviembre, 2016 at 1:55  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamiradaencendida.wordpress.com/2016/11/29/festival-de-mar-del-plata-7/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: