Festival de Mar del Plata 2016

La ciudad feliz

neruda

Neruda

Con la proyección de “Neruda”, del chileno Pablo Larraín, hoy comenzará la 31ra. edición del Festival Internacional de Cine

Todo está dispuesto para una nueva fiesta de la cinefilia en Mar del Plata, donde hoy comenzará la 31ra. edición del Festival Internacional de Cine, único “clase A” de Latinoamérica, título que comparte con Cannes, Berlín y Venecia no sólo por tradición sino también por la notable actualidad y vivacidad que muestra su programación, que efectivamente no tiene parangón en toda la región. Más de 400 filmes de todo el mundo se verán en la ciudad costera, entre los que se encuentra literalmente lo mejor que se ha filmado en el último año no sólo por parte de los grandes maestros contemporáneos sino también por los nuevos valores que asoman en cada rincón del globo. Si los festivales de cine siguen teniendo sentido en nuestros días es por la programación que logran orquestar, donde se despliega un conjunto de posibilidades para los espectadores que constituye un diagnóstico indirecto pero certero sobre el presente del cine (lo que también es decir el mundo), y se convierte así uno de los últimos refugios del auténtico amor hacia el séptimo arte.

Nada más alejado de la realidad, por ello, que el acostumbrado prejuicio de concebir al festival como un espacio exclusivo para una aristocracia cultural específica: todos los gustos y placeres tienen lugar en Mar del Plata, cuya cuidadísima selección obliga a romper los prejuicios y establecer nuevas relaciones entre el cine independiente y el cine de género, entre lo que acostumbramos a concebir como estéticas cultas y la más popular de las propuestas. Del estadounidense Jim Jarmusch (que llega por partida doble: con la ficción “Paterson”, que viene de descollar en Cannes, y con el documental “Gimme Danger”, sobre Iggy Pop) al español Albert Serra (“La Mort de Louis XIV”), del coreano Hong Sang-soo (“Yourself and yours”) al francés Olivier Assayas ( “Personal Shopper”), del inglés Terence Davies (“A Quiet Passion”) al rumano Cristi Puiu (“Sieranevada”), del alemán Werner Herzog (“Lo and Behold, Reveries of the Connected World”) al honkonés Johnnie To (el “Three”), o del francés Alain Guiraudie (“Rester Vertical”), al recientemente fallecido polaco Andrzej Wajda (“Afterimage”) y el japonés Sion Sono (“Antiporno”), las posibilidades son tan variadas que su mero repaso basta para destituir aquél lugar común. Y sólo hablamos de algunos de los maestros ya reconocidos en todo el mundo. La decisión de mantener el núcleo del equipo de programación por parte de las nuevas autoridades del Incaa resulta central, de ellos son los méritos principales.

El puntapié inicial será hoy con “Neruda”, el nuevo filme del chileno Pablo Larraín sobre el mítico poeta trasandino, cuyo cine ha sabido trabajar los géneros clásicos de manera muy particular, llegando incluso a generar fuertes polémicas con filmes como “Tony Manero” (2008) y “El Club” (2015). Pero si el festival reúne casi todas las obras de los grandes autores celebrados durante el año –en la clásica sección no competitiva “Panorama Autores” –, al mismo tiempo aspira a ser la ventana del cine regional en las distintas competencias, lugar en el que parece haber desplazado definitivamente al Bafici. Lo más esperado del cine nacional estará por ejemplo en las distintas competencias: en la Internacional, se presentarán por ejemplo los largometrajes “El futuro perfecto”, de la alemana Nele Wohlatz (Mejor Opera Prima del último Festival de Locarno) y “Hermia & Helena”, del gran Matías Piñeiro; mientras que en la Latinoamericana se estrenará “Cuatreros”, el esperadísimo regreso de Albertina Carri; “El auge del humano”, debut en largo de Eduardo “Teddy” Williams que genera no menos expectativa (premiada en Loncarno como Mejor Película), “El sacrificio de Nehuen Puyelli”, de José Celestino Campusano; y “Kekszakallu”, de Gastón Solnicki, otros filmes que darán qué hablar.  

PATERSON_D28_0271.ARW

Paterson

Ya en la Competencia Argentina, que con 12 películas reúne un panorama que siempre arroja descubrimientos, se verá lo nuevo de Néstor Frenkel (“Los ganadores”), Federico Godfrid (“Pinamar” ), Maximiliano Schonfeld (“La siesta del tigre”), y Sebastián y Federico Rotstein (“Terror 5”) junto a promesas desconocidas como “Fuga de la Patagonia”, de Javier Zevallos y Francisco D’Eufemia, otro filme de género calificado como un “western-argento” sobre la fuga del explorador Francisco Moreno de los mapuches en pleno Siglo XIX, o “No te olvides de mí”, de Fernanda Ramondo, otra adaptación de época que transcurre en la Argentina de inicios del XX.

Por el Astor de Oro, máximo galardón el certamen, también competirán por lo demás “La reconquista”, del español Jonás Trueba; “Luz de luna”, del norteamericano Barry Jenkins; “Nocturama”, del maestro francés Bertrand Bonello; “Fuego libre”, del británico Ben Wheatley; “Gente que no es yo”, de la israelí Hadas Ben Aroya; “Corazones cicatrizados”, del rumano Radu Jude; y “Paraíso”, del ruso Andrezj Konchalovsky. El jurado de la Competencia Internacional resulta por cierto descollante, y será otro de los placeres escondidos del festival: el legendario crítico norteamericano Jonathan Rosenbaum compartirá el dictamen con el también crítico Jean-Pierre Rehm (director del Festival Internacional de Cine de Marsella), el austríaco Hans Hurch (director del Festival de Cine de Viena), la crítica no menos célebre Sylvie Pierre (integrante de “Cahiers du Cinéma”) y la directora argentina Lorena Muñoz, uno de los equipos más prestigiosos que se recuerde. También aquí se juega la calidad de un festival.

Para completar el panorama autoral, hay que citar la celebrada “La mujer que se fue”, del filipino Lav Díaz (León de Oro en Venecia) o las últimas de Sergei Loznitsa (“Austerlitz”), Oliver Stone (“Snowden”), Ulrich Seidl (“Safari”) o los argentinos Raúl Perrone (“Cumparsita”) y Milagros Mumenthaler (“La idea de un lago”), que también integran la voluminosa sección paralela que no propone ninguna competencia. Pero si hablamos de autoría, vale anotar las retrospectivas que este año ofrecerá el festival: quizás la más importante sea la del japonés Masao Adachi, de quien se verán sus 14 películas, todo un acontecimiento pues su obra fue tan cambiante como su vida, que estuvo dedicada durante 28 años a militar por la revolución en el Líbano. Otra retrospectiva descollante será la del director chino Wang Bing, un nombre de culto que ha aprovechado como pocos las posibilidades del cine digital para registrar el devenir del gigante asiático: se verán aquí dos de sus películas, “Ta´Ang”, sobre la guerra civil en Birmania, y “Bitter Money”, un esperado documental sobre la liquidez del capitalismo moderno; aunque hay también un documental sobre su cine titulado “Nigth and Fog in zona”. Las retrospectivas se completan con el norteamericano Thom Andersen, el finlandés Peter Von Bagh y el francés Olivier Assayas, autor de “Irma Vep” y “Clean”, quien será la visita estelar del festival. Menos conocido masivamente, pero aún más importante es la vista del también crítico y director Pierre Léon, quien estará caminando las calles de la ciudad feliz y que también tendrá su propia retrospectiva, otra perla para destacar.

Pero no es todo: también llegará a Mar del Plata el célebre director de fotografía Vittorio Storaro (ganador de tres premios Oscar con “Apocalypse Now”, de Francis Ford Coppola; “El último emperador”, de Bernardo Bertolucci; y “Reds”, de Warren Beatty), entre otros visitantes. A todo esto, hay que sumar las reversiones de clásicos en nuevas copias, entre las que se destacan los filmes mudos “El caballo de hierro” (1924) de John Ford y “Gente de cine” (1928) de King Vidor, además de una selección del gran Buster Keaton, por no hablar de nuevas secciones que auguran distintas promesas por descubrir como el Panorama de Nuevos Autores u otros de Cine Argentino, Cine Latinoamericano y de Súper 8/16MM, con proyecciones en sus formatos originales y del que participarán Ernesto Baca, Pablo Mazzolo, Ignacio Tamarit, Claudio Caldini, Paulo Pécora, y Sergio Brauer, entre otros. También habrá una sección titulada “Cine sobre Cine”, que reunirá documentales y trabajos sobre grandes directores como Fritz Lang, Abbas Kiarostami y David Lynch, una “Ventana Documental” con filmes de registro directo de todo el mundo; los clásicos “Estados Alterados” y “Hora Cero”, con sus clásicos e inolvidables proyecciones nocturnas de películas de suspenso, terror experimental y música, para completar un programa donde todo y todos tienen un lugar asegurado.

Por Martín Iparraguirre

Copyleft 2016

Published in: on 18 noviembre, 2016 at 16:29  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamiradaencendida.wordpress.com/2016/11/18/festival-de-mar-del-plata-2016/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: