FICIC 2015

El cine con los otros

"Este es mi reino", de Santiago Reale

“Este es mi reino”, de Santiago Reale

Un balance lateral de la 5ta edición del Festival de Cine Independiente de Cosquín 2015

Los balances de cierre de los festivales de cine suelen ser burocráticos hasta el aburrimiento. En algún punto, siempre se termina repasando cifras, enumerando logros, analizando ganadores en tres líneas, citando películas que el lector difícilmente podrá ver en un tiempo cercano (o deberá esforzarse mucho para conseguirlo), ensayando argumentos generales sobre la calidad del festival, como si finalmente se tratara del inventario de una ferretería o un almacén de ramos generales. La premura de los tiempos, la exigencia que implica seguir la propia programación del festival, el cansancio acumulado, la dictadura del espacio, conspiran en contra de las posibilidades de los críticos, que  rara vez pueden ensayar un análisis en profundidad de algún aspecto del encuentro, detenerse en los diálogos que propusieron las películas programadas, o arriesgarse incluso al comentario personal, a la anécdota privada e ilustrativa de algún aspecto original del encuentro.

Acaso por su participación como jurado en este quinto Festival de Cine Independiente de Cosquín (FICIC) en el 3er Concurso Cortos de Escuela –y aprovechando que los ganadores ya fueron informados en la edición del lunes de HDC–, quien escribe estas líneas se siente tentado esta vez a ensayar otro acercamiento, donde la frialdad de los números y el análisis racional se pueda relacionar con la textura de las emociones: un acercamiento que permita detenerse en algunas de las particularidades de la experiencia vivida.

¿Qué singulariza entonces al FICIC, qué lo distingue de otros encuentros de su tipo? La respuesta más evidente es su amabilidad, dada no sólo por el contexto bucólico de las sierras y la proximidad geográfica de sus distintos escenarios, sino también por una programación acotada y estratégicamente ubicada que permite acceder a todas sus películas sin tener que realizar más esfuerzo que el de disponerse a dedicar una jornada entera al cine, y poder llegar a ver así seis obras por día sin despeinarse. No es menor, en este sentido, la decisión de la organización de programar este año dos funciones para cada película en competencia, lo que posibilitó una mayor libertad y flexibilidad en los espectadores, aunque disminuyó la asistencia en algunas funciones.

"Reina Sofía", de Micaela Rittaco

“Reina Sofía”, de Micaela Rittaco

La consecuencia más importante de esa dimensión del encuentro está dada empero por su capacidad de posibilitar una experiencia auténticamente popular de la cinefilia –sin dudas por una decisión consciente de la organización del festival, que acaso cifre allí su dimensión política–: gente de todas las generaciones se cruzan en sus calles, salas y bares con los actores protagónicos del quehacer cinematográfico, sean críticos, directores, programadores, actores o productores; destituyendo las jerarquías que dominan la división social del trabajo y la comunicación. Por unos días, todos estamos en las mismas condiciones frente a una programación que cada año reúne algunas de las películas más importantes del ámbito nacional, local e internacional, y la cercanía física promueve todo tipo de intercambios en una situación de horizontalidad que si bien nunca será absoluta, sí tiene aquí una de sus máximas expresiones posibles. No resulta casual en este sentido que el programa de radio del festival, que cada día se propone reflexionar sobre el encuentro con sus protagonistas bajo la conducción de Fernando Pujato –y donde quien escribe tiene la suerte de participar–, se realice en plena confitería La Europea, al lado de los comensales que degustan las delicias que allí se ofrecen: la decisión es llevar el cine al espacio público, democratizar el acceso a películas que sólo se podrían encontrar en los festivales más importantes del mundo –misión central de todo encuentro de su tipo, pero que difícilmente encuentre una materialización tan radical como en el FICIC–. Para más, este año el FICIC consiguió el estreno exclusivo de varios de esos filmes internacionales, detalle nada menor pues sirve para singularizar el encuentro, construir una agenda propia que lo independice de los grandes festivales del género en el país. Se pudo descubrir, por citar algún ejemplo, el humor corrosivo y sofisticado de “Cuento proletario de invierno” (Alemania, 2014), de Julian Radlmaier, una comedia que articula una visión crítica de la actual sociedad alemana a partir de la mirada de tres obreros que acondicionan un castillo para una fiesta de la aristocracia, pero al mismo tiempo intentan resistir la dominación a partir de una lectura en clave marxista de su situación. También pudimos conocer a otra directora cordobesa, radicada en Buenos Aires, Jazmín Carballo, que con “Los besos” (2015)  representa la cotidianeidad de su propio universo generacional con una puesta heterogénea, donde la búsqueda de la belleza lumínica y material del mundo vale tanto como la narración de la propia historia en sí misma –filme que se estrenará además el 28 de mayo en el Cineclub Municipal Hugo del Carril–.

Pero además de promover la difusión de aquel cine que no llega a las grandes salas de la provincia, sean películas nacionales o internacionales, el FICIC ostenta una apuesta importante por los nuevos valores, ya que dos de sus tres competencias están dedicadas a los cortometrajes, una internacional y otra exclusiva para estudiantes de las universidades de todo el país. Si la distribución de películas argentinas es ya un dilema para cineastas formados y presentes en algunos de los circuitos de exhibición, basta imaginar la situación de los cortometrajes. El Concurso de Escuelas reunió así nueve trabajos y permitió a estudiantes de diferentes partes del país vivir la experiencia de encontrarse con el público, dialogar con críticos o jurados, exponer su trabajo a la mirada ajena: se trata de una práctica eminentemente formativa que marcará los inicios de futuros cineastas, y que también está en el centro de todo festival de cine que valga su nombre.

"Sinfonía húngara", de Solange Denker

“Sinfonía húngara”, de Solange Denker

De un nivel sorprendente en general –gracias a una selección ecléctica que reunió trabajos de diferentes estilos y géneros–, el corto ganador del concurso sugiere ya la existencia de una mirada capaz de captar la elocuencia de los espacios físicos para volverlos un ente narrativo por sí mismos. Esa mirada es la de Santiago Reale, que en “Esta es mi selva” filma los restos de un pueblo arrasado alguna vez por las inundaciones como un escenario apocalíptico, con una potencia visual y sonora inusitada (corto que se puede ver en youtube y que será proyectado por el canal IncaaTV). No es menor tampoco el talento de la directora de “Sinfonía húngara” (Mención Especial del Jurado), Solange Denker, que junto a Emanuel Landivar consiguió captar en unos pocos planos de una belleza sutil los vestigios de una cultura a través de los intentos de la comunidad del título por mantener viva su memoria colectiva. La cordobesa Micaela Rittaco se jugó a su vez por una puesta experimental en blanco y negro que consigue momentos de verdadero éxtasis visual y sonoro en “Reina Sofía” (Premio Rafma), un corto donde una guitarra eléctrica se hace cargo de la narración.

Todos trabajos que, cada uno a su modo, intentan desafiar los límites de lo conocido, porque de lo que se trata una y otra vez –tanto desde el acto de creación como desde la recepción- es de explorar un arte que define como pocos nuestra condición de vida contemporánea.

Por Martín Iparraguirre

Copyleft 2015

Published in: on 14 mayo, 2015 at 21:59  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamiradaencendida.wordpress.com/2015/05/14/ficic-2015-2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: