El planeta de los simios: Confrontación

La bajada ideológica

 El-planeta-de-los-simio-Confrontación

El relanzamiento de la saga de “El planeta de los simios” en 2011, con la entrega “(R)Evolución”, supuso toda una sorpresa en su momento: la película no sólo apostaba a explotar la nostalgia por una franquicia clásica, ícono de la década del ´70, sino que al mismo tiempo aspiraba a problematizar su presente desde una mirada esencialmente política –a tono también con su serie original–. La economía corporativa, la ambición sin límites del sistema capitalista y sus consecuencias sobre la ciencia y la salud, la industria belicista y la desconexión del hombre con la naturaleza (así como también los límites entre la civilización y el estado de vida natural), fueron temas abordados allí con altura y sin manierismos, en un thriller de una impecable factura técnica que dejó expectativas altas respecto a su secuela. Ella finalmente llegó en un año donde Hollywood está teniendo una pobrísima performance, y si bien “El Planeta de los Simios: Confrontación” no decepcionará en términos técnicos o de entretenimiento liviano, sí hay que decir que baja la vara en su capacidad de leer el mundo.

simios2tr+

Ubicada a diez años de aquella primera entrega, cuyo fin anticipaba un cataclismo de la especie humana a partir de la dispersión de un virus surgido de la manipulación científica, el filme comenzará precisamente con la ilustración de ese escenario –acaso una paranoia emblemática de la era global–, a partir de gráficos e imágenes de noticieros mientras se presentan los títulos. Lo siguiente será una magnífica secuencia de caza colectiva protagonizada por los primates, un inicio potente por su adrenalina filmado con notable elegancia: el uso de planos generales en picado y de pequeños travellings o planos secuencia para seguir la persecución de una manada de ciervos en pleno bosque confirmarán la capacidad de Matt Reeves (recordado por “Clooverfield”), nuevo director de la serie, para dotar de nervio y un realismo inusual (en su reconstrucción digital) a la puesta en escena. Un incidente con César (Andy Serkis), el líder de los simios, insertará ya uno de los ejes por los que discurrirá el filme: la relación con su hijo llamado “Ojos azules” –un joven con ansias de rebelarse– y la familia como núcleo universal de estructuración social, acaso también un truco para la identificación del espectador.  Esos primeros minutos describirán la nueva sociedad construida por aquellos protagonistas de la primera parte en una selva bella y voluptuosa –filmada en planos generales que amplifican la experiencia del 3-D a todo el cuadro con el uso de la profundidad de campo–, una civilización pacífica e igualitaria que se desarrolla mansamente bajo el liderazgo comprensivo de César, a quien aún lo embargan los recuerdos de la vida con humanos. ¿Se habrán extinguido? le preguntará el inmenso orangután Maurice, especie de sabio que dirige la escuela de la tribu. La respuesta no tardará en llegar, pues a la escena siguiente ya se cruzarán con una expedición de hombres, en lo que por supuesto será el inicio de los conflictos.

Simios2bis

El filme comenzará a mostrar entonces sus cartas: la sociedad humana ha llegado a una especie de grado cero en una devastada San Francisco –también recreada magistralmente a partir de la tecnología digital–, donde tampoco existen las clases sociales y las personas sobreviven bajo el padrinazgo del ex marine Dreyfus (Gary Oldman), un líder atormentado por la pérdida de su familia, obsesionado con reconstruir la civilización moderna. Para ello, necesitan con urgencia una nueva fuente de energía y la respuesta está en una represa enclavada en la profundidad de la selva: allí irá Malcolm (Jason Clarke) y su familia, compuesta por su hijo y la bióloga Ellie (Keri Russell) en una misión para conseguir la colaboración simiesca, aunque deberán vencer su desconfianza natural, así como también el miedo y el rechazo de sus propios compañeros.

simios4

La propuesta plantea así un juego de simetrías entre las sociedades de simios y humanos de un esquematismo un tanto trivial, al punto de que en cada bando surgirán las mismas ovejas negras listas para destruir todo intento de convivencia con la otredad –verdadero tema de fondo de toda la serie–: un ingeniero racista del lado humano y un chimpancé dolido por las torturas que sufrió en el pasado del otro, llamado nada casualmente Koba (el apodo de Stalin). A través de él, Reeves y los guionistas (Mark Bomback, Rick Jaffa y Amanda Silver) bajarán a la fuerza la línea ideológica de ocasión, pues lo harán recurrir a las peores traiciones para obtener venganza personal (endilgándole de paso pasiones humanas, como la ambición desmedida de poder), reduciendo la dimensión política del problema a una caricatura: un tanto arteramente, harán incluso que la estocada inicial venga del lado de los simios, cegados bajo el liderazgo manipulador de Koba, que “encarna la barbarie y el populismo vengativo”, como escribió el crítico de La Nación. Hasta se podría pensar en una analogía con Medio Oriente –pues hay una civilización fuertemente armada que pretende los recursos de otra–, si no fuera porque el planteo invierte los términos de la relación, poniendo a víctimas en el lugar de victimarios. Con lo que director y compañía pierden otra oportunidad para analizar con franqueza el mundo actual, por más que logren mantener la tensión y el suspenso hábilmente hasta el final, con un despliegue estético por momentos sobrecogedor que sin embargo es fagocitado por una banda sonora omnipresente, que acaso revela que en el fondo la propuesta sigue pensando en un espectador acrítico y domesticado.

 

Por Martín Iparraguirre

miparraguirre@hoydiacordoba.info

Copyleft 2014

The URI to TrackBack this entry is: https://lamiradaencendida.wordpress.com/2014/07/25/el-planeta-de-los-simios-confrontacion/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: