Entrevista a Rosendo Ruiz

Popular y cinéfila

 

El periplo de Cine Cordobés llega hoy a su tercera cita, acaso la más importante pues se trata de la película que con mayor vehemencia se ha propuesto explorar la idiosincrasia y la cultura local. Hablamos de “De Caravana”, de Rosendo Ruiz, tercer largometraje cordobés que hoy se estrenará, a las 19:30 y 21:30, en el Espacio INCAA Km 700, de la Ciudad de las Artes (Av. Ricchieri y Concepción Arenal), para iniciar un trayecto que promete ser auspicioso por el circuito comercial (desde el jueves se podrá ver en los Cines Gran Rex y en los Complejos Dinosaurio).

Secundada por el Premio del Público del último Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, De Caravana se presenta así como una película destinada a hacer historia, capaz de abrir un camino nuevo para el cine local, pues reúne todas las condiciones para generar una fuerte repercusión de público. Conciente de ello, el propio Rosendo pedía a la gente en una entrevista que le realizamos en el programa Nadie Sale Vivo de Aquí (domingos de08 a10 AM, por Radio Nacional Córdoba), que “vaya a verla la primera semana, porque vamos a competir con Rápido y Furioso, Scream 4, Romeo y Julieta, y un par de tanques más, y en los cines comerciales los que mandan son los números, y la película que menos gente lleva, automáticamente la levantan”. “Juan Cruz, un fotógrafo de clase alta de Córdoba, tiene que sacar fotos en el baile del cantante popular, la Mona Jiménez. En este ámbito de costumbres desconocidas para él, descubrirá otro mundo, el de Sara, una joven atractiva con quien vivirá una historia de amor y una peligrosa caravana de aventuras”, adelanta la gacetilla.

A continuación, reproduzco la entrevista completa (en versión extendida de la nota publicada hoy en el diario Hoy Día Córdoba)

 

NSVA: ¿Cómo te sentís frente al estreno?

Rosendo Ruiz (RR): La verdad es que estamos muy contentos y con mucha expectativa de dar luz a la película acá en Córdoba, que empiece a circular y se encuentre con el público cordobés. Y viendo qué va a pasar en esta crecida de público, porque El Invierno de los Raros marcó un récord, el cuál Hipólito superó, y esperemos seguir así y llevar más gente todavía a ver cine cordobés.

NSVA: Hace unos meses hablamos porque De Caravana iba al Festival de Mar del Plata, lo que parecía un sueño hecho realidad, y no sólo fue allí sino que además se llevó un gran premio (Premio del Público) ¿Cómo viviste el proceso de crecimiento de la película?

RR: La verdad es que fue muy lindo, y llevó mucho trabajo, porque esto de hacer Cine Cordobés entre las tres películas fue realmente una decisión de ponerse las películas al hombro, de decir “se puede”, porque generalmente los productores y directores llegan hasta que se ha terminado la película y ha llegado a algún festival, y después quieren ponerse a hacer otras cosas; y dejan la vida de la película regalada a algún distribuidor que vaya a saber si algún día la estrena, con la excusa de que no me dan salas, de que hay tantas películas argentinas para estrenar, por ahí no te la estrenan nunca, o recién a los tres años en una sala perdida. Y nosotros dijimos que no podíamos permitir eso, ya veníamos trabajando juntos porque las producciones las hicimos en conjunto, entonces ya había un colectivo de trabajo. Hicimos un curso con un distribuidor de 791CINE, elaboramos una estrategia, empezamos a buscar contactos, y la verdad es que por suerte salió bien, porque el trabajo colectivo le sumó a cada película y a cada proyecto.

En cuanto a los festivales, estuvimos también en la Semana de la Crítica (Buenos Aires), en Toulouse y la verdad es que la vida de la película fue superando pequeños obstáculos: primero, el público nos apoyó en Mar del Plata, después no sabíamos qué iba a pasar afuera y yo fui a Toulouse y la gente la vio igual que en Mar del Plata, la pregunta era por los actores, particularmente por la “Mona” Jiménez, porque querían saber si era un personaje real o de ficción. Así que bueno, muy contento con la vida de la película, y ahora llega el gran momento.

NSVA: Claro, hay que decir además que es una película bien cordobesa, no porque esté la Mona, sino porque propone una interacción de clases muy particular…

RR: Sí, sin embargo eso no es lo que la hace cordobesa, porque problemas de clases, de amores y de involucrarse con gente que uno no conoce, sucede en todos lados. Yo creo que lo que pasa es que todo lo otro es lo cordobés: nosotros nos propusimos que la ciudad de Córdoba sea un personaje más. Entonces, pudimos mostrar la ciudad, la costanera, la General Paz, el Parque Sarmiento, la Rafael Núñez; y no renegamos nunca de la tonada, del cuarteto, ni del humor cordobés, al que pudimos darle una vuelta de tuerca, y nos dicen que la típica ironía de los cordobeses y sus chistes rápidos quedó muy bien reflejada. 

NSVA: En realidad mi comentario apuntaba a preguntarte por el posicionamiento estético que adoptaste para filmar esta interacción de clases, y para enfrentarte quizás al tramo más emblemático de la película que es el baile de la Mona…

RR: La posición ética y estética que tuvimos desde el comienzo fue filmar a los dos mundos de la misma manera, con el mismo respeto, con la misma distancia, con la misma altura de cámara, no sobrevaloramos uno sobre otro. Y ésa fue la propuesta, con planos largos, tratando de cortar lo menos posible, respetando la vida escénica que habíamos encontrado, y buscando dar la sensación de más verdad dentro de la ficción. No el estilo videoclip, ni tratar de generar sensacionalismo en el espectador a través de un montaje frenético. Trabajamos mucho en crear y recrear una historia, y después observar cada tramo de cada clase social con la misma tranquilidad de la cámara, con planos grandes donde los actores se muevan en los espacios. Esa fue la decisión, y tratamos de respetarla lo más que se pudo.

NSVA: ¿Los bailes de la Mona los filmaste en vivo?

RR: Sí, hubo una parte que recreamos en un rinconcito porque necesitábamos del diálogo de los actores cuando se conocen. Pero después todas las otras escenas fueron filmadas en bailes en vivo, con una logística muy trabajada con el equipo de la Mona Jiménez, en el Estadio del Centro un día y en el Sargento Cabral el otro, y la verdad es que todos colaboraron de una manera increíble y fueron unos días llenos de adrenalina porque había seis mil personas que se enteraron de que estábamos filmando, mientras nosotros éramos 30 o 40. Lo cierto es que los chicos del baile se portaron muy bien, porque había momentos incluso que nos encontrábamos dirigiéndolos, diciéndoles “por favor, no miren a cámara, miren a la Mona y hagan las señas de sus barrios”, y los chicos nos hacían caso, fue realmente muy linda la devolución de ellos.

 

NSVA: ¿Cuál fue el mayor desafío en cuanto a complejidad en la filmación?

RR: Fueron los dos bailes. Yo ahí a los actores les dije: “Miren chicos, yo la verdad es que estos dos días no voy a ser director, estoy en productor coordinando todo, ustedes saben lo que tienen que hacer, el camarógrafo sabe cómo los tiene que encuadrar. Entren, y sean ustedes, porque yo no los voy a poder ver”. No es lo mismo estar frente a un monitor mirando la toma, ya que no había monitor: confié mucho en Marco Rostagno en cámara, él sabía bien lo que queríamos. Iba él como punta de lanza detrás de los actores, y nosotros atrás formando un cono de gente protegiéndolo, y si bien podíamos ir mirando algo, no podíamos chequear nada. Era a lo que saliera, los actores la tenían muy clara y por suerte superó mis expectativas.

NSVA: Me hablas de los actores, y la verdad es que hay un trabajo muy importante que se nota en la película, y muy complejo porque hay muchos personajes que cobran protagonismo en diferentes momentos… ¿Cómo trabajaste con ellos, alguna vez me contaste que le habías dejado mucho espacio a la improvisación?

RR: Con los actores se trabajó el guión, estaba el guión, y con ellos, en base a lo que ellos querían y a trabajos de improvisación yo iba modificando el guión, íbamos encontrando al guión. Pero sobre todo trabajamos con Gustavo Almada, que hace el personaje del Laucha, pues él era el encargado de la dirección de actores, e hizo un trabajo muy importante -que hicimos juntos, pero él es que sabe más del tema, el que lo coordinó-, previo a la película, en donde nos pusimos a trabajar con técnicas de clown con el grupo de actores para encontrar las escenas y la vida de cada personaje. Y a la vez se iba modificando el guión. Una vez que comenzó el rodaje, los actores conocían muy bien al guión pero tenían la libertad de agregarle o sacarle cosas. Ellos no podían dejar de actuar hasta que yo dijera “corten”, por más que el guión ya hubiera terminado, ellos tenían que seguir en escena improvisando. Así que en esos momentos se encontró una vida muy rica entre ellos, porque cada uno llegaba al estudio y ya estaban metidos en sus personajes, porque yo les pedía que fuera así, que se relacionen con los técnicos y con el equipo desde sus personajes, para que los siguieran descubriendo. Así que fue un trabajo anterior muy importante, que a nosotros nos gusta mucho, nos divierte mucho, porque a mí también me gusta actuar, y yo creo que ahí encontramos lo que queríamos; y después en la seis semanas de rodaje, que estuvieron llenas de adrenalina, los actores se afinaron mucho y encima encontraron más cosas todavía.

NSVA: En alguna oportunidad me contaste que tu objetivo era gustarle al público común y también al cinéfilo, ¿Cómo crees que lo lograste?

RR: No sé, fue un poco arriesgado. Yo creo que la película tiene ritmo, que es lo que espera el público común, que está acostumbrado a un lenguaje norteamericano que tiene un ritmo acelerado. Y creo que nosotros hemos intentado, no sé hasta qué punto lo hemos logrado, darle el ritmo con la pulsación de las actuaciones, con planos donde haya mucha vida delante de la cámara. Y creo que el cinéfilo de hoy, una de las cosas principales que ve en las películas son las actuaciones, los planos secuencia, que no nos gustan los planos/contraplanos, que no nos gusta la música extra diegética, que nos gusta el registro de planos secuencia donde se capta la vida de la ficción, en donde hay la menor manipulación posible desde el montaje. Entonces, creo que en ése punto es como que pudimos gustarle. Ahora queda el desafío del público cordobés, la avant premiere fue muy importante y parece que le gusta también.

NSVA: El tono de comedia que buscaste es raro, porque si bien es muy cordobés, también tiene referentes extranjeros aunque muy queridos en Argentina, como Almodóvar

RR: Sí, la verdad es que cuando comenzamos a escribir el guión los mayores referentes que yo tenía era una cruza entre (Pedro) Almodóvar con (Quentin) Tarantino. Después, mi gusto fue mutando más hacia el cine oriental, y desde ahí vienen estos planos largos, esta cámara contemplativa, y la película fue mutando también hacia éste tipo de cine, más relacionado a Hon San So, Jia Zan-Ke, Abbas Kiarostami. 

NSVA: Claro, pero al mismo tiempo es una película que tiene un ritmo impresionante, porque empieza al palo y nunca se frena…

RR: También considero que hemos tenido mucha suerte, aunque como siempre digo a la suerte hay que laburarla, pero la hemos tenido y nos han ido saliendo las cosas y ha salido una buena película. Va, por lo menos es lo que nos dicen, ya que las devoluciones que hemos tenido han sido muy buenas. Como vos decís, la crítica en Mar del Plata y Toulouse, hemos tenido toda, pero toda, a favor, desde críticos como Quintín, (Diego) Lerer o de El Amante (Gustavo) Castaña. Y ganar el Premio del Público, la verdad es que todavía no entiendo muy bien cómo puede haberle gustado a los dos extremos.

Por Martín Iparraguirre

PD: “De Caravana” se proyecta desde hoy, al miércoles, a las 19:30 y 21:30 en el Espacio INCAA de la Ciudad de las Artes (Av. Richieri y Concepción Arenal). Desde el jueves, se podrá ver en los Cines Gran Rex y los Complejos Dinosaurio.

Published in: on 2 mayo, 2011 at 22:17  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamiradaencendida.wordpress.com/2011/05/02/entrevista-a-rosendo-ruiz/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: